19 diciembre 2011

El gato grano

Lo dicho y lo contao: ponedle soniquete para mayor diversión o divertimento

¿Conocéis la historia del gato Grano, que se metió en el culo de un obispo para hacerle un cardenal, y que cuando fue a ver al Papa a este le dijo ‘canijo’, ‘alijo’ respondió el Papa y hachis’ salió del Obispo, ‘¡Jesús!’ añadió el pontífice para que el clérigo le devolviese ‘Gracias’ que el Papa metió en un cajón con la bajilla y sus hermanos?

Pues es una historia en la que el Papa preguntó, señalando al Obispo, ‘¿Y ese cardenal?’ ‘Es un grano que tengo en el culo que creo que es gato y no es de Madrid’ Y salió el gato del Obispo del culo donde dejó al cardenal tras una tarde de fechorías en las que, el Papa con la bajilla y el Obispo con los hermanos, bebían coñac esperando el alijo que vendría de oriente con los reyes magos, cargado en camellos que, vestidos de fieltro, transportaban hachis.

Pasadas las cuatro, pasándole un cuarto, salió por el cuarto cierto pelo alemán que pernoctaba maullido en el gato mullido pidiéndole a Gritos que le diese papel. ‘Por Dios que lo traigan’ dijo Gritos, ‘¡Por la virgen, que alguien pague!’ Exclamó el Papa ‘¡Por todos mis compañeros!’ brindó el Obispo.

Así estaba el gato, mirando hacia el grano que se convertiría en trigo, escuchando al Papa gritarle al Obispo ‘¡Cuidado que mancho!’ ‘¡Cuidado que pringo!’ ‘Cuidado que tengo cuidado que pito’ y el gato pensaba ‘Si el gato va al grano y el grano al Obispo, el Obispo va al Papá…’ ‘¡Qué cruz!’ dijo Cristo.

Tras un rato de conversaciones, ‘que tengo de esto’ ‘que traigo de aquello’ ‘que no te dé pilas’ ‘que no tengo vello’ llegó el Ángel que se llevó el Cristo dejando al Papá con el Obispo montando un circo con el cardenal.

Terminando la historia: cuidado con Grano, que es gato y araña, y por la ventana, si escuchas mañana, oirás otra historia de una señora que se llama Gloria y por el Espíritu Santo qué zorra y qué cobra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La máscara del más turbado